No me gusta meditar porque no logro poner mi mente en blanco

fullsizeoutput_238f.jpeg

Meditar: estar presente, estar aquí y ahora, poner nuestra mente en blanco (???).

Suena muy bonito, pero la verdad yo no soy capaz de poner mi mente en blanco excepto cuando estoy en ese momento justo antes de quedarme dormida que ya no pienso en nada…

Poner la mente en blanco, dejar de pensar me parece una tarea difícil, prácticamente imposible, pues nuestra mente siempre está en el pasado o en el futuro, en el ruido de afuera, en lo que me falta por hacer, en lo que hice mal, en lo que pasó ayer y en todo lo que sea que no nos deja relajarnos ni sentirnos en paz.

Aquí solo me voy a referir a la meditación pasiva, esa que hacemos cuando nos ponemos en una postura cómoda y nos quedamos quietos y en silencio. No me voy a referir a la meditación activa como el yoga, pottery, dibujar, pintar mandalas, etc.

Llevo meditando ya un tiempo. Empecé con una aplicación que me recomendaron muy buena, pero que es en inglés y que, a pesar de que lo entiendo, me daba mucha pereza pensar en inglés porque sentía que no me relajaba por entender bien (jajaja).

Después me recomendaron otra aplicación llamada Insight Timer que me encantó porque tiene una variedad increíble de meditaciones guiadas en español y en inglés. Me gustan todas, las de la mañana, las que son para momentos de estrés, pero mis favoritas son las que están diseñadas para dormir, pues puedo hacer la meditación mientras me quedo profunda y duermo delicioso.

También medito en otros momentos y lo que empecé a hacer es intentar enfocar los pensamientos que no puedo silenciar y dejar pasar en cosas positivas. Por ejemplo me encanta pensar en todo lo bueno que me pasó en el día, o en lo feliz que soy con mi pareja, en lo que aprendí nuevo en la universidad y pensamientos así que me alegren y sin darme cuenta se me van 5, 10 o hasta 30 minutos sonriendo sintiendo una paz y una felicidad inmensa en mí.

Meditar es delicioso y es demasiado importante. Podemos meditar antes de dormir o recién nos levantamos. Podemos meditar cuando nos sentimos llenos de rabia para calmarnos o cuando estamos muy felices para hacer crecer esa felicidad.  No necesitamos quedarnos 1 hora sentados en postura de loto para meditar, ni tener el cuarto lleno de velas y aromas a eucalipto (aunque soy fan #1 de esas adiciones) solo necesitamos conectarnos con nosotros mismos, estar en una postura cómoda e intentar calmar nuestra mente aunque sea por un instante, y si no lo logran, porque de verdad es una tarea difícil, puede hacer lo que yo hago, agradecer por algo, pensar en las momentos del día felices o lo que sea que los ayude a asumir una actitud más positiva.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s